miércoles, 14 de marzo de 2012

SDME DEL TUNEL CARPIANO


Es un síndrome neurológico producido por el atrapamiento o compresión del nervio mediano a su paso por el túnel carpiano
Como su nombre indica, el túnel carpiano es una estructura con forma de túnel. Un canal estrecho y rígido delimitado por los huesos del carpo y el ligamento transversal del carpo (también llamado retináculo flexor), que hace de "techo del túnel". Se encuentra ligeramente por debajo del carpo, a la altura de la muñeca.

Por el interior de este túnel discurren los tendones de los músculos flexor común de superficial y flexor común profundo de los dedos, el tendón del músculo flexor largo del pulgar y por último y muy importante el NERVIO MEDIANO.

Cualquier proceso que provoque una ocupación del espacio del túnel (inflamación de alguno de los tendones, presencia de líquido, desplazamiento de alguno de los huesos, fractura...), provocará una disminución del espacio y el nervio mediano quedará atrapado entre el resto de estructuras del canal; es a esto a lo que se le conoce con el nombre de "síndrome del túnel carpiano".

CAUSAS
Frecuentemente el síndrome del túnel carpiano es el resultado de una combinación de factores que acaban comprimiendo al nervio mediano, en lugar de ser un problema del nervio propiamente dicho.

El problema puede ser de origen congénito; el túnel carpiano puede ser más pequeño y más estrecho en unas personas que en otras y por este motivo es más fácil que el nervio se vea comprimido.

Otra de las causas muy frecuentes en este tipo de lesión es de origen mecánico; debido al movimiento repetitivo y forzado de la muñeca que requieren algunos trabajos manuales (mecánicos, informáticos, fisioterapeutas, peluqueros, odontólogos o cirujanos). Este tipo de profesiones requieren un continuo movimiento, siempre el mismo, repetido en el tiempo, que puede degenerar en un exceso de tensión de los músculos que realizan la acción.
El exceso de tensión provocará una inflamación en los tendones, pudiendo degenerar en una tendinitis. Debido a esta inflamación de los tendones, el espacio del canal se reduce y por consiguiente el nervio se verá comprimido.

También puede producirse a raíz de una acumulación anormal de líquido (frecuente en mujeres embarazadas o durante la menopausia. Sin olvidarnos de que muchas veces, se desconoce la causa que lo provoca.

SÍNTOMAS
El principal síntoma es el dolor en la cara palmar de la muñeca, pudiendo aparecer debilidad o entumecimiento de la mano y la muñeca, especialmente de los 3 primeros dedos, pudiéndose irradiar por todo el antebrazo.

DIAGNÓSTICO
Test de Phalen
  • "Signo de Phalen": se realiza una flexión palmar de ambas muñecas de 90º durante un minuto, colocando los dorsos de las manos enfrentados (como indica la imagen). Al realizar esta prueba se reduce el espacio y aumenta la presión en el canal, si existe compromiso o atrapamiento del nervio mediano se desencadenarán parestesias (hormigueo, adormecimiento) y aumento del dolor. En ese caso, la prueba será positiva.
  • "Signo de Tinel": en esta prueba se percute el ligamento anular de la muñeca con un martillo de reflejos. Si existe compromiso nervioso se producirá una sensación de calambre sobre los dedos segundo y tercero (inervados por el nervio mediano).
  • "Signo de Durkan": el explorador presiona con el pulgar la cara palmar de la muñeca en la zona situada entre las eminencias tenar e hipotenar (zona de mayor estrechamiento del canal), si existe compromiso nervioso se desencadenarán los síntomas explicados anteriormente y la prueba será positiva.
  • "Signo del círculo": el paciente intenta oponer el primer dedo al segundo (ejecutando la figura de un círculo, el signo internacional de OK). La prueba será positiva cuando no es capaz de realizar el gesto y flexionar las falanges correctamente para dibujar círculo.
Sin embargo la prueba diagnóstica más sensible y específica que confirma difinitvamete la existencia de compresión del nervio es la electromiografía. Con esta prueba se mide la velocidad de conducción nerviosa del nervio mediano, manifestándose un retardo de la conducción nerviosa sensitiva y motora a su paso por el canal. Sirve para localizar la zona exacta donde está siendo comprimido el nervio.

TRATAMIENTO
Como es habitual nos encontramos ante dos tipos de tratamiento, conservador y quirúrgico.
  • Conservador
Desde el ámbito de la fisioterapia disponemos de un amplio abanico de técnicas para tratar esta patología . Por ejemplo; el uso de termoterapia (aplicación de frio o calor), masaje, estiramientos, y técnicas de neurodinámica para movilizar y "liberar" el nervio. También se pueden aplicar técnicas de corrección postural del miembro afectado, corregir hábitos de movimiento de la muñeca menos forzosos o programación de períodos alternativos de actividad-descanso.
  • Quirúrgico
En casos muy avanzados y sólo cuando el tratamiento conservador no resulta eficaz, se recurre a la intervención quirúrgica. En la operación se realiza un corte en el ligamento dorsal del carpo para ampliar el espacio del túnel y liberar la presión del nervio.

A continuación podéis ver un vídeo muy representativo de esta lesión: (click aquí)






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Imprimir