martes, 13 de marzo de 2012

DIAFRAGMA; EL MÚSCULO DE LA VIDA


El diafragma es el músculo que permite que la respiración pulmonar se lleve a cabo correctamente. En otras palabras, es el motor principal de la respiración.
Se encuentra en la parte baja del tórax, separando la cavidad torácica de la cavidad abdominal. Presenta una forma de bóveda o paraguas, cerrada en la parte superior, separando el tronco en dos partes. Sin embargo, no sólo divide ambas cavidades, sino que también las comunica. De ahí su nombre, que proviene del latín (diaphragma), siendo diá- : "a través de" y -phrag: "separación".

ANATOMÍA
Se origina en la circunferencia inferior del tórax. Las fibras musculares del diafragma discurren hacia arriba y confluyen en su parte más alta en el centro tendinoso del diafragma, llamado "centro frénico". El diafragma presenta varias inserciones en diferentes puntos de su extensión; la apófisis xifoides del esternón, los bordes costales de la pared torácica, las vértebras lumbares y los ligamentos de la pared abdominal posterior.

Está inervado por el nervio frénico, que nace a partir de la 3ª, 4ª y 5ª raíz cervical.
Existen dos nervios frénicos, aunque el recorrido del izquierdo es más largo que el del derecho, ya que debe curvarse para dejar a un lado el corazón. Ambos atraviesan el cuello en dirección al tórax hasta alcanzar el diafragma, constituyendo la única inervación motora de este importante músculo.
Está irrigado principalmente por la arteria diafragmática inferior, la superior, las arterias intercostales, la arteria musculodiafragmática y las arterias pericardiofrénicas.

No es ni mucho menos una estructura cerrada. En el diafragma podemos observar varios orificios por los cuales discurren varias de estructuras de vital importancia para el organismo, comunicando la cavidad abdominal con la torácica. Los principales son los siguientes:
  1. Hiato aórtico: orificio por el que pasa la arteria aorta, transportando la sangre procedente del corazón.
  2. Hiato esofágico: también conocido como foramen esofágico, por el que pasa el esófago, que al atravesar el diafragma se convierte en el estómago.
  3. Foramen para la vena cava inferior: orificio por el que pasa la vena cava inferior, transportando la sangre en su retorno hacia el corazón.
El sobrenombre que recibe de "músculo de la vida" hace referencia a su intervención en todas las funciones vitales del organismo: respiratoria, circulatoria y digestiva.

FUNCIÓN CIRCULATORIA Y DIGESTIVA
El hiato aórtico y el orificio de la vena cava inferior controlan el correcto flujo sanguíneo, facilitando la ascensión de la sangre durante la inspiración y frenando el descenso de la misma durante la espiración. En la inspiración, las fibras musculares del diafragma hacen que el orificio de la vena cava se entreabra, adoptando una forma de cuadrilátero, lo que facilita el ascenso de la sangre hacia al corazón.
En la espiración, la relajación muscular de sus fibras hace que el orificio se cierre parcialmente, formando un codo en la vena cava que frena el retorno venoso. En conjunto, desempeña un auténtico papel de "pseudoválvula".
Por su parte, el foramen esofágico se cierra durante la inspiración, lo que evita las regurgitaciones del estómago.

FUNCIÓN RESPIRATORIA
Se calcula que un adulto realiza una media de 20.000 a 24.000 respiraciones al día, en situación de reposo.
Durante la inspiración, el diafragma se aplana y la cúpula desciende, disminuyendo al volumen y aumentando la presión en la cavidad abdominal. En ese momento, la parrilla costal se expande en los tres diámetros. Se calcula que en una inspiración relajada en la que sólo interviene el diafragma, éste desciende 1 cm aproximadamente. Sin embargo, en una inspiración forzada, en la que intervienen otros músculos accesorios de la inspiración (escalenos, ECOM e intercostales externos), puede llegar a descender hasta 10 cm.

En la espiración, es decir, cuando soltamos el aire, se produce el efecto contrario. El diafragma adopta la forma de bóveda y asciende hasta su posición inicial. La espiración tiene un primer carácter pasivo, es decir, se produce por la relajación muscular de los elementos implicados anteriormente. Pero también existe un carácter activo al realizar una espiración forzada, en la que intervienen músculos accesorios como los abdominales y los intercostales internos, que provocan el descenso de las costillas inferiores ayudando al ascenso diafragmático a su posición inicial.

Para ver un vídeo demostrativo sobre el movimiento del diafragma durante la respiración, haz click en el siguiente enlace:  MOVIMIENTO DIAFRAGMA

"FUNCIÓN EMOCIONAL"
Debido a su estrecha relación con diferentes estructuras anatómicas y procesos fisiológicos, el diafragma es susceptible de sufrir lesiones por diferentes causas.
El diafragma es el principal motor de la respiración, por lo que será la primera estructura en verse afectada ante cualquier cambio en el ritmo o la forma de la respiración. 
Por ejemplo, el estrés, el miedo, la angustia o las preocupaciones, son estados emocionales de activación simpática, que actúan sobre el ritmo cardíaco y por consiguiente sobre el aparato respiratorio. El ritmo respiratorio se altera y pude generar un exceso de tensión del diafragma y provocar un "bloqueo diafragmático".
El diafragma por lo tanto, se convierte en un "filtro", dejando pasar las emociones y los sentimientos para que salgan y sean expresados. De ahí la gran importancia que tiene el trabajo de este músculo a la hora de liberar tensiones y mejorar la salud de las personas.

Pero no sólo hay que hablar del campo emocional, el diafragma es punto convergente de las cadenas musculares y punto de absorción y dispersión de las tensiones fasciales superiores e inferiores. Es decir, recibe las tensiones musculares que suben de la cadena inferior y las que bajan procedentes de la cadena superior. Lo cual lo convierte en una zona muy delicada, comprometida y por supuesto muy susceptible de lesión o alteración.

Para concluir, podemos afirmar que las alteraciones musculares o físicas, las emocionales y las energéticas repercuten directamente sobre el diafragma. Resumido en una frase; los desarreglos en el campo físico, emocional y energético se pueden "enquistar" en esta maravillosa estructura que es la unidad diafragmática. 

ORIGEN MITOLÓGICO
Desde el punto de vista mitológico, el término diafragma estuvo entrelazado con los dioses, en relación con el arco iris y fue citado por Homero en numerosos pasajes de "La Ilíada".
En la mitología griega, el arco iris era la trayectoria que realizaba Diafragma, mensajera de los dioses entre el cielo y la tierra.
Diafragma era hija de un dios del Mar, Thaumas, y de la ninfa Electra y hermana de las Harpías. Conocida también como Iris, era la diosa del arco iris y estaba al servicio de los reyes del Olimpo, Hera y Zeus, y tenía como misión transmitir sus órdenes al resto de dioses y también a los mortales. Generalmente se trataban de malas noticias, raramente de paz o de buena fortuna.

3 comentarios:

  1. si van a publicar cosas, por favor averigüen bien la información, no den datos erróneos, el orificio por el cual pasa la vena cava se denomina FORAMEN PARA LA VENA CAVA, por donde pasa el esófago se denomina HIATO ESOFÁGICO y por donde pasa la arteria aorta se llama HIATO AÓRTICO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu aportación, en el caso del "hiato aórtico", ya estaba correcto. Respecto al "foramen para la vena cava", según tengo entendido se aceptan ambos términos, foramen y orificio (ya que un foramen según la RAE no es otra cosa que un orificio o agujero). Algo similar sucede con el "hiato esofágico", son sinónimos y según la literatura puedes encontrar diferentes nombres para una misma estructura (algo muy frecuente en anatomía).

      Eliminar

Imprimir