domingo, 13 de enero de 2013

REUMA, ¿QUIÉN ERES?


¿Cuántas veces hemos escuchado eso de; "tengo reuma", "a mi madre le han dicho que tiene principio de reuma" o "parece que puede ser reuma"?

Conviene desmontar este mito tan extendido cuanto antes y aclarar de una vez por todas que el concepto tan amplio de "reuma" no existe. Es decir, no hay ninguna enfermedad o patología concreta que reciba ese nombre. Ningún médico podrá diagnosticar que alguien padece "reuma". Sin embargo es un término muy instaurado en nuestra sociedad desde hace mucho tiempo que se utiliza erróneamente para agrupar bajo el mismo nombre a un sinfín de patologías del aparato locomotor totalmente diferentes entre sí. Patologías con características, síntomas, tratamientos y pronósticos tan diversos como las causas que las producen.

En la actualidad existen alrededor de 300 patologías o enfermedades relacionadas con el aparato locomotor, según las últimas clasificaciones de la comunidad científica. Todas ellas se engloban dentro del gran grupo de enfermedades reumáticas o reumatológicas y son todas aquellas que cumplen un requisitio: provocan algún tipo de alteración en alguno de los elementos del aparato locomotor

Antes de nada, aclarar que el aparato locomotor está formado por el sistema osteoarticular (huesos, articulaciones y ligamentos) y por el sistema muscular (músculos y tendones), permitiendo el movimiento o locomoción del cuerpo. Por otra parte, el aparato locomotor no es independiente ni autónomo, sino que está regulado por el sistema nervioso, responsable de la coordinación y estimulación de los músculos para generar finalmente el movimiento. Teniendo en cuenta todos estos datos, podéis imaginar el monumental abanico que podemos obtener al pensar en todas las patologías que cumplen esta característica. 

Como ya he dicho, existen infinidad de patologías diferentes dentro de este grupo y cada una es totalmente diferente a la siguiente, por lo que no podemos referirnos a todas con el mismo término. Por lo tanto queda claro que el reuma no existe, lo que existen son las enfermedades reumáticas. Algunos ejemplos de patologías reumáticas son por ejemplo; la artrosis, la artritis, la osteoporosis, la espondilitis anquilosante, la gota o el lupus. Y así hasta 300. 
Englobar cualquier tipo de enfermedad reumática bajo el nombre de "reuma", sería como referirnos a cualquier tipo de trastorno del aparato digestivo diciendo: "tengo digestivo". O en el caso del aparato cardiovascular; "tengo cardio". 

Seguramente el error sea debido a que el grupo de "enfermedades reumáticas" se ha convertido en una especie de gran cajón de sastre, en el que tienen cabida las más diversas patologías que uno pueda imaginar. Desde una tendinitis, una contractura o un esguince también deben ser considerados patologías reumáticas ya que afectan a tendones, músculos y ligamentos que son elementos del aparato locomotor. 
Y de aquí se deriva el otro gran mito que relaciona siempre a las enfermedades reumáticas con las personas de avanzada edad. Viendo la gran variedad de patologías que podemos englobar, sobran las explicaciones. Pero por poner algún ejemplo, citar la esclerosis sistémica que afecta a adultos jóvenes u otras muchas que se dan en niños como el caso de la artritis idiopática juvenil.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Imprimir